Quienes desarrollamos aplicaciones para la web podemos encontrar sorpresivamente que nuestras prácticas y nuestras herramientas de desarrollo de soluciones informáticas son ya obsoletas o retrógradas. Lo notamos especialmente en el web mapping, la técnica para llevar mapas dinámicos a los navegadores de Internet.

No todos los sitios web son acerca de temas y funciones que “atrapan” a los usuarios como Facebook o Twitter. El paso de los internautas en otros sitios es efímero y esporádico.

Un sitio web para mostrar mapas dinámicos debería ser una fuente efectiva de infomación y exponer realidades y escenarios eficazmente (este tema da para extenderse, pero no será en este texto). En el extremo opuesto están las aplicaciones en línea que son máquinas de ahuyentar visitantes. En NFO.io tenemos una lista negra de las prácticas que pueden hacer al web mapping aborrecible:

  1. No más ventanas emergentes o pop-up. De manera predeterminada los navegadores modernos evitan en la medida de lo posible la pesadilla de las ventanas que se abren espontáneamente, mismas que están muy asociadas con la publicidad invasiva. Cuando un mapa en Internet necesita abrir ventanas emergentes, las personas entran en estado de alerta, sus expectativas no son positivas, y podrían seguir de largo a otros sitios web. Una leyenda indicando que se debe habilitar el uso de ventanas pop-up para usar el SIG no incentiva a los usuarios, quizá los ahuyenta.
  2. ¡Responsive responsive responsive! Los usuarios usan por igual smartphones, tablets y computadoras de escritorio para navegar por Internet. En el caso de los dispositivos pequeños, que puedas reducir la página con dos dedos sobre la pantalla no es una solución. No lo es si los menús son unas breves líneas sin significado en la parte superior de una cuadro lleno de elementos gráficos diminutos. Si el sitio web no se adapta a los diferentes tamaños y resoluciones de las pantallas actuales sin perder de vista el mapa y sus herramientas principales, simplemente tendremos una experiencia nada llevadera y nuestro mapa estará destinado al desuso. Las tecnologías HTML5 y CSS brindan suficiente soporte para crear páginas adaptables. Si por el contrario, el engine de mapas, o la API que usas no lo facilita, entonces estás usando la solución equivocada.
  3. No obligues al usuario a descargar plugins. Simplemente no construyas soluciones basadas en plugins. No hace falta. Los navegadores de ahora son robustos. Saben dibujar toda clase de elementos gráficos y responden interactivamente a la mayor parte de los eventos que cada usuario pueda accionar. Cualquier plugin que se debe descargar es una molestia y puede llevar a una cadena de eventos que provoquen en los usuarios una frustración tras otra.
  4. El usuario no debería ser forzado a usar exclusivamente un navegador en particular. Cuando verse obligado a bajar plugins puede ser frustrante, tener que a usar un navegador en particular es peor, quizá más irritante. Si el motor de web mapping que elegiste impone el uso de un único navegador, puede ser que lleves ya varios años sin asomarte a la ventana a mirar las novedades en el mundo.
  5. “¡Mira qué poderoso, cuántas herramientas!” no más, por favor. Filas y filas de botones sobre barras de herramientas no hacen a una solución de web mapping más efectiva. No estamos cortejando a alguien enseñando nuestro brillante y esponjado plumaje. El espacio del usuario está invadido cuando debe estar despejado. Un usuario que hace consultas no debería tener en pantalla las herramientas de dibujo, o de ninguna otra clase a menos que tengan relación con el uso que le debe dar a la solución.
  6. La imagen institucional o la identidad corporativa no deben pesar más que el mapa. Las instituciones no quieren perder la ocasión de manifestar al mundo que ya han puesto manos en el asunto de la modernidad. Entonces, el producto que resulta consiste en una serie de rótulos invasivos con los nombres de la organización, la sub-organización, el departamento, la comisión a cargo, un gran escudo, las ligas a los sitios web de todos los departamentos de la institución, el mensaje del director avizorando la inminente llegada del futuro que será abrazado enfáticamente por su administración, las citas en cursiva de las congratulaciones de los lambiscones por este gran paso que nos lleva a la vanguardia … y un breve, muy breve mapa sobre la página.
  7. No se hacinen, gente, hay escalas y grupos de marcas para todos. El mapa se puede sobrecargar de elementos gráficos. Lo de menos es mostrarlos. Pero no cobra sentido que se amontonen los puntos. Se puede jugar con las escalas y con grupos de marcas o clustering.

¿Sabes de otros ejemplos en que la experiencia de web mapping se hace negativa?.


Categorías: Web MappingWebsites

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *